EL TERROR DE LOS TIEMPOS VERBALES

Quien ha traducido textos seguro se ha enfrentado al terror de los tiempos verbales. Estos son los que expresan el tiempo, aspecto y modo de cualquier discurso. La forma de redactar y expresarse en inglés es muy distinta a la del español y es necesario saber por qué.


El español se compone de 24 tiempos verbales, los cuales se dividen en tres modalidades:


  1. indicativo

  2. imperativo

  3. subjuntivo.


En cambio, el inglés es un idioma más simple y concreto: se compone de alrededor de 20 tiempos. Para traducir, es fundamental diferenciar los tiempos de los idiomas y cuál es la equivalencia de cada uno. Aquí van algunas de las confusiones más comunes entre ambos idiomas:


Un error muy frecuente es la traducción de la estructura used to al verbo soler. Por ejemplo, la siguiente oración: «I used to practice softball in the mornings» la traducirían como «Solía practicar softbol en las mañanas», sin embargo, el verbo soler no es común en el discurso castellano. En su lugar se usa el copretérito o pretérito imperfecto (terminaciones de los verbos con -aba, -ía) para traducir used to: «Practicaba softbol todas las mañanas». Pasa lo mismo con el uso del verbo modal would para expresar hábitos del pasado. «I would exercise every morning» se traduce como «Me ejercitaba todas las mañanas».


El uso de la voz pasiva en inglés es muy común, sin embargo, puede crear confusión.


Escribir con voz pasiva en español es un calco que se debería evitar.

Las posibles opciones (y las mejores) al traducir la voz pasiva del inglés al español serían utilizar la voz activa o la voz pasiva refleja. Por ejemplo, «A new programming language was included in the web application» se traduciría con la estructura de la voz pasiva refleja: «Se incluyó un nuevo lenguaje de programación en la aplicación web». Otra forma de resolver esta cuestión sintáctica es reformular la oración de tal forma que no se use la voz pasiva y así poder comunicar una idea clara.


Los tiempos en presente y futuro también pueden causar confusión si se desconocen las equivalencias (y más importante, el contexto). En inglés se puede expresar el futuro de varias formas, una de estas formas es el present continuous. Si en inglés dice: «The employee is doing the report», la mejor forma de traducirlo es con el presente simple, «El empleado hace el reporte» y evitar el uso del gerundio («El empleado está haciendo el reporte»).


Para que la traducción de cualquier tipo de texto se escuche natural y fluida es importante conocer las variabilidades lingüísticas de los idiomas con los que se trabaja. De esta manera, es más fácil para el lector entender el mensaje del autor, eludir ambigüedades y tener una traducción eficaz.

0 vistas

© 2020 COURIERDOCE