© 2020 COURIERDOCE

Buscar
  • Courier 12

LA «PAGBLANFOBIA» PARTE 1 DE 2

Actualizado: mar 17

Acecha un mal común a los escritores y a todo tipo de creadores. No menos temible que el coronavirus o alguna otra posible pandemia: la pagblanfobia aterroriza a autores de todas tallas y calibres.

Aquel que viva de su ingenio y capacidad inventiva le tiene pavor a esta indisposición mental. Quizá deba de admitirse como una incapacidad laboral, así como sucede con los padecimientos físicos. Pero hablamos de la ¿pagblan-qué?

Se le conoce como pagblancofobia o el síndrome de la página en blanco. La pagblanfobia es una manifestación de angustia ante el vacío de un documento en el procesador de textos o el blanco de un lienzo nuevo. A pesar de que el artista posea la mejor disposición para crear, la blancura lo abruma, al mismo tiempo que imposibilita su proceso creativo.

Se trata de un círculo vicioso: el escritor se sienta a trabajar, coloca una hoja nueva sobre el escritorio (o abre un documento nuevo de Word) y se agobia ante la albura de la página limpia. Se paraliza. La tensión lo incapacita, causa estrés y presión sobre el autor. La propia pesadumbre hace crecer la angustia, como consecuencia se vuelve más difícil el proceso creativo, y así inicia el ciclo.

Tal como un actor profesional puede olvidar sus diálogos durante la noche de estreno de una obra de teatro, un escritor puede sucumbir ante la presión y verse incapaz de escribir la primera oración de su novela o guion.

La pagblanfobia se vincula estrechamente con el «bloqueo del escritor», condición en la que la persona afectada es incapaz de escribir o crear algo nuevo o de continuar un proyecto.



El doctor Edmund Bergler acuñó el término writer’s block (de ahí la traducción al español como «bloqueo del escritor») en 1947. El psiquiatra austriaco explicó –desde una perspectiva freudiana– los orígenes del bloqueo del escritor: masoquismo oral, una madre que negó la leche, entre otras explicaciones fálicas y anales relacionadas con el psicoanálisis.

Los científicos han planteado diferentes hipótesis sobre la raíz de este mal; por ejemplo, la diferencia –por supuesto, involuntaria– entre usar el córtex cerebral y el sistema límbico, lo cual obstaculiza el desarrollo de procesos creativos. Sin embargo, quienes están en desacuerdo con esta idea afirman que el proceso creativo de escritura se origina en el sistema límbico.

El bloqueo del escritor también se relaciona con la depresión, estrés, procrastinación, perfeccionismo y desórdenes mentales.

Cualquier tipo de creador puede sufrir de este de bloqueo; no obstante, nos enfocaremos en los escritores. Tanto el académico como el poeta han padecido (o padecerán) de dicha afección. En realidad, es más común de lo que pensamos y, quizá, es la que tiene el remedio menos complejo.

No pretendemos describir la génesis de la pagblancofobia o afirmar que existen una o varias causas. En vez de eso, propondremos consejos para combatir este mal en nuestra próxima parte. Eso, claro, en la siguiente entrega la semana que viene.

18 vistas