© 2020 COURIERDOCE

Buscar
  • Courier 12

QUIZÁS, QUIZÁS, QUIZÁS

La mayoría de los escritores «de a pie» han malabareado con palabras cuya textura varía dependiendo del contexto, en ocasiones pueden verse o escucharse igual y ser equivalentes, otras veces su significado es totalmente diferente. Quién diga que no le ha sucedido, tal vez sea porque le ha faltado cuestionarse o encontrarse con ellas.


Ciertas palabras se escuchan igual y se escriben con las mismas letras, sin embargo, como hermanas gemelas, tienen una diferencia notable que, si pasa inadvertida, crea confusiones y malentendidos. Un caso es «acabo» y «a cabo». La primera es un verbo conjugado que expresa «dar fin a algo»: Acabo de terminar mi tarea; la segunda es una frase «llevar a cabo», y se utiliza para señalar la realización de una acción: Tadeo lleva a cabo la investigación.


Otro ejemplo es «entorno» y «en torno»; mientras que el primero es un sustantivo cuyo significado es «ambiente, lo que rodea»: El entorno del trabajador es su oficina. El otro es una expresión ya hecha del español similar a «acerca (de)», «alrededor (de)» o «en relación (con)». Además, su fórmula es en torno + «a» o «de»: Crees que todo gira en torno a ti.


Es importante conocer sus usos y distinguir las diferencias para evitar ambigüedades en el texto.


En otros casos, dos palabras significan lo mismo a pesar de sus diferencias. Por ejemplo, «asimismo» y «así mismo», que introducen un elemento nuevo en la oración. Es posible usar cualquiera de las dos, aunque lo más común y recomendado es elegir una sola forma. Ahora bien, la grafía «a sí mismo» se usa para decir que alguien realiza una acción dirigida a su persona: Se dio una sorpresa a sí mismo / Ellas se vieron a sí mismas en el espejo.


Otro ejemplo es el de la pareja «quizá» y quizás». Ambas son adecuadas para expresar improbabilidad, sin embargo, es mejor usar «quizá» si la palabra siguiente empieza con consonante y «quizás» si es vocal.


En los casos de significados iguales, lo ideal es la fidelidad a una sola forma.


Sirvan estos ejemplos para despertar la curiosidad en los escritores del día a día.

4 vistas